Warren Ellis exhibe su excentricidad en “Captured Ghosts”

El BAFICI es la muestra de cine independiente que todos los años realiza el Gobierno de La Ciudad de Buenos Aires, donde muchas películas y/o cortos que no llegan a tener un soporte millonario y hollywoodense, tienen sus lugar. En mi caso, es la primera vez que le presto atención a este evento; nunca me había esforzado en siquiera intentar entender de qué iba, su organización o detalles que hacen al evento. Dejando prejuicios a un lado, encontré entre la grilla de films a exhibir un nombre que me parecía no podía pertenecer a la cinematografía propiamente dicha. Era un nombre que me sonaba de otros ámbitos, de aquellos a los que estoy acostumbrado y recorro todos los días. Ese nombre era el del británico Warren Ellis.

Para darles un rápido insight de esta persona, Warren Ellis es un importante escritor/guionista inglés de comics. Su obra maestra, aclamada por la crítica y adorada por toda la comunidad comiquera, es “Transmetropolitan”. En ella, un periodista con la peor actitud posible, se arma de lo que mejor sabe hacer para combatir la corrupción: publicar la verdad. Ellis también escribió “The Authority” (¿Y qué si los superhéroes en la vida real no son tan buenos como creíamos?), “Planetary” (La clave está en investigar las raíces de nuestra cultura), “Global Frequency” (Todos estamos conectados y todos podemos hacer la diferencia) entre otros títulos de superhéroes que ha tomado para escribir, como Iron Man, X-Men o Batman. Warren Ellis: Captured Ghosts es el documental exhibido en el BAFICI sobre la vida de este autor, lanzado en el año 2011 por la compañía Respect! Films luego del éxito de su documental sobre Grant Morrison, otro grande de los comics.

Desde principio a fin, el cortometraje se concentra en intentar dilucidar quién es realmente Warren Ellis. No sólo a través de sus propias palabras, sino de colegas, amigos y fanáticos tales como el director Joss Whedon, la actriz Ellen Mirren y el actor Whil Wheaton, los guionistas Matt Fraction, Jason Aaron, Kelly Sue DeConnick y Grant Morrison, los artistas Phil Jimenez, John Cassaday y Darick Robertson y hasta inclusive la estrella del cine adulto Stoya. Todos intentan reconstruir en base a sus propias experiencias sobre el inglés, la verdad que se esconde detrás de este artista. ¿Es un ídolo? ¿Es un ególatra? ¿Es un genio? ¿O simplemente un idiota con algo de suerte?

Warren está al tanto de la imagen que el mundo tiene de él, y con eso él se permite crear personajes, fantasmas, sombras de sí mismo que confundan al lector. Este es uno de los puntos claves del documental, es un punto que también ofrece la pista principal para intentar descifrarlo. El director usa esta única característica de Warren y juega con la edición y las diferentes tomas para mostrarle al espectador, el espectro de caras y caretas que forman al escritor.

¿Ególatra? Sí, quizás. Pero forma parte de su mística, de la imagen que él quiere mostrar al resto. ¿ídolo? Los fans pueden desenrollar el papiro de razones por qué Ellis puede ser considerado un ídolo, y las pruebas son tan tangibles como un simple cómic escrito por él. ¿Genio? No existe un término distinto para aquel que le muestra al mundo lo que otros no pueden lograr, de una manera cruda y aceptable a la vez. ¿Idiota? Escuchalo hablar. Podría pasar como un simple vendehumo de las redes sociales, también.

El recorrido por sus obras, sumado al testimonio de sus colegas, pavimenta el camino que conduce a conocer su mente, su manera de pensar. El documental hace mucho hincapié en el futuro, un tema recurrente en las obras de Ellis. No sólo se pasa lista de las grandes historias que escribió,  sino que al mismo tiempo te hace replantear conceptos que creías conocer y dispara otras tantas incógnitas que una voz abofeteada por el whisky los cigarrillos, expande en tu mente de dos dimensiones. Superhéroes re-imaginados, crudos escenarios y apocalípticas moralejas son las herramientas de este escritor para hacerte llegar su propio punto de vista del mundo.

Si bien pareciera que el film llega a un punto oscuro – que hasta podría llegar a replantearte si estás viviendo en el mundo que querías – las risas y las bromas de tanto en tanto, contribuyen a desdibujar aún más su persona y hacen de este documental, un film digno de ver tanto para nuevos lectores como veteranos en la lectura de cómics.

El final es algo abrupto, pero su propósito es el de dejar abierta la puerta a especulaciones, teorías, pensamientos, conclusiones. El interrogante planteado en los primeros minutos queda abierto y uno se va de la sala con la sensación de haber recorrido un nuevo universo, un nuevo universo salido de la mente de un solo hombre. Raro, ¿verdad?. Un final dónde el director plasma de lleno el objetivo de Warren Ellis: desencadenar nuevas formas de ver este extraño mundo. Citando a Planetary, “es un extraño mundo. Dejémoslo así”.

Vester

Si bien se declaró fan de Marvel desde que empezó a incursionar en este mundo, ahora expandió sus horizontes ampliamente. Está interesado en la nueva generación de fanzines, los comics de Image y la obra de Jack Kirby. Grant Morrison es su santo de devoción y los huevos revueltos su mejor comida.

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.